La UDC expresó su preocupación frente a la crisis provincial

El Consejo Superior de la UDC adhirió a una nota presentada por los trabajadores de la Universidad Provincial, manifestando nuevamente su preocupación frente a la crisis social, política y económica en la que se encuentra la provincia.  “Como trabajadoras y trabajadores de esta Universidad nos encontramos en la misma situación de incertidumbre, con la misma necesidad de cobrar nuestro salario, y con una preocupación creciente sobre el impacto que esta crisis pueda tener sobre la situación de nuestros/as estudiantes”. En el documento, además se expresa la  solidaridad con todo el personal de la Salud Pública de Chubut.  

El viernes por la tarde el Consejo Superior de la Universidad del Chubut, dio continuidad a la la Sesión Ordinaria del año a través de un encuentro virtual, transmitido en directo para toda la comunidad universitaria. 

En ese contexto, el Cuerpo adhirió a una nota presentada por integrantes de distintos  Claustros en la cual expresan su preocupación por la profundización de la crisis económica y social provocada, entre otras cosas, por el atraso en el pago de los salarios. 

“El atraso en el pago de los salarios, por casi dos meses en todos los sectores de la Administración Pública nos empuja a un empobrecimiento de toda la sociedad y situaciones de desesperación en los sectores con menos ingresos, vulnerando derechos fundamentales que, considerando el tiempo transcurrido, ya deberían haber sido previstos, solucionados y/o gestionados para evitar la incertidumbre social, el descalabro de la economía familiar y local y el impacto que ello conlleva en la salud mental y física de todos/as”, puntualiza la nota. 

Como institución educativa, la UDC ha redoblado los esfuerzos en todas sus áreas para poder sortear no sólo la crisis financiera sino también el contexto generado por el nuevo COVID-19, para garantizar a los estudiantes la continuidad de las cursadas en cada una de las sedes de la provincia. 

“Estamos realizando esfuerzos inmensurables para poder brindar a cada estudiante una educación de calidad en este contexto, adecuando el desarrollo de nuestras clases a la virtualidad con el fin de sostener las trayectorias educativas. Nos encontramos comprometidos/as porque entendimos el impacto que podía tener perder un año académico”, enfatiza el comunicado, puntualizando además que “la situación sanitaria pone de relieve, una vez más, que el reclamo sostenido de los últimos años no estaba errado”. 

Acompañamiento al sector de Salud

En la nota, además los trabajadores de la UDC expresaron su acompañamiento a todos los agentes del sector de la Salud, destacando su labor en el marco de la pandemia mundial .

“A esta situación sostenida que atravesamos hace más de dos años, se suma la situación de emergencia sanitaria mundial, visibilizando una vez más el valor de la Salud Pública para la protección de todos/as los/las ciudadanos/as. Muchas de las personas que ejercen la docencia en la Universidad del Chubut son profesionales también de la Salud Pública y nos preocupa ver la afectación en su calidad de vida, debiendo afrontar extensas jornadas de trabajo, cumpliendo con múltiples espacios y exigencias laborales, al mismo tiempo que debimos seguir capacitándonos, aun sin estar percibiendo nuestro salario.”

En comunicado completo:

“Los/las trabajadores/as docentes y de otras áreas de la Universidad del Chubut nos vemos en la obligación ética de manifestar nuevamente nuestra preocupación frente a la crisis social, política y económica en la que se encuentra inmersa la comunidad de la provincia y nos solidarizarnos con todo el personal de la Salud Pública en general y en particular de las mujeres que en su mayoría conforman estos servicios, a quienes las medidas tomadas por la situación de la pandemia impactan de manera diferenciada, poniendo en riesgo su salud y la de sus familias y asumiendo en varios casos una doble y triple jornada con las labores de cuidado a cargo, incluso costos económicos por la falta de otros servicios incluso para poder trasladarse a cumplir con dicha labor.

El atraso en el pago de los salarios, por casi dos meses en este sector y en todos los sectores de la Administración Pública nos empuja a un empobrecimiento de toda la sociedad y situaciones de desesperación en los sectores con menos ingresos, vulnerando derechos fundamentales que, considerando el tiempo transcurrido, ya deberían haber sido previstos, solucionados y/o gestionados para evitar la incertidumbre social, el descalabro de la economía familiar y local y el impacto que ello conlleva en la salud mental y física de todos/as. A esta situación sostenida que atravesamos hace más de dos años, se suma la situación de emergencia sanitaria mundial, visibilizando una vez más el valor de la Salud Pública para la protección de todos/as los/las ciudadanos/as.

Muchas de las personas que ejercen la docencia en la Universidad del Chubut son profesionales también de la Salud Pública y nos preocupa ver la afectación en su calidad de vida. Más allá del rol social de cada profesión, el tiempo y esfuerzo que ha demandado la adaptación de las tareas en Salud y en Universidad al nuevo contexto de pandemia se ha realizado a través de nosotros/as mismos/as, debiendo afrontar extensas jornadas de trabajo, cumpliendo con múltiples espacios y exigencias laborales, al mismo tiempo que debimos seguir capacitándonos aun sin estar percibiendo nuestro salario.

Cabe destacarse que como trabajadoras y trabajadores de esta Universidad Pública nos encontramos en la misma situación de incertidumbre, con la misma necesidad de cobrar nuestro salario y con una preocupación creciente sobre el impacto que esta crisis pueda tener sobre la situación de nuestros/as estudiantes. Estamos realizando esfuerzos inmensurables para poder brindar a cada estudiante una educación de calidad en este contexto, adecuando el desarrollo de nuestras clases a la virtualidad con el fin de sostener las trayectorias educativas. Para poder cumplir con dichas tareas los y las docentes tenemos que abonar internet al día sino nos quedamos sin lo que hoy es nuestra herramienta de trabajo. Nos encontramos comprometidos/as porque entendimos el impacto que podía tener perder un año académico. La Universidad apuesta a la profesionalización y por ende al acceso al trabajo de sus estudiantes en condiciones dignas y en igualdad de oportunidades.

Cuando como trabajadores y trabajadoras defendemos nuestra praxis en el Estado estamos defiendo el acceso a derechos de toda la comunidad a la salud, a la educación, al trabajo digno, a la vida en un ambiente sano. La situación sanitaria pone de relieve, una vez más, que el reclamo sostenido de los últimos años no estaba errado. 

Por último, peticionamos hacer eco de la presente manifestación e interpelar al Estado Provincial a que resuelva la situación de manera inmediata y a que cese con la violencia institucional que ejerce hacia todos/as sus trabajadores/as al obligarnos a trabajar en condiciones indignas.”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.